Escuela secundaria y políticas de cuidado. Interfaces entre educación y salud

Inscripción abierta

Ciclo lectivo

  • 1° cohorte: marzo a julio de 2019.
    -Inscripción cerrada-
  • 2° cohorte: agosto a diciembre de 2019
    -Inscripción abierta-

Duración: cinco meses (17 semanas).

Estructura del curso

Se trata de un curso de posgrado de modalidad virtual de 100 horas organizadas alrededor de 4 módulos: “Políticas del cuidado. Lo político de ‘la’ política”, “Ver, pensar y actuar entre épocas”, “Más allá de las etiquetas…Cada vida”, “Diseño y gestión de proyectos sociales”.

Cada módulo, de 4 semanas de duración, alterna lecturas obligatorias de clases teóricas y bibliografía, participaciones en foros, realización de trabajos de campo y documentación y escrituras. En la semana 4 de cada módulo, un programa de acompañamiento de escritura entrelaza transversalmente los contenidos de clases y talleres, aportando entrenamiento para imaginar, proyectar, diseñar y redactar un proyecto de intervención en la escuela.

Desde las tutorías virtuales se acompaña individual y grupalmente los procesos de apropiación de contenidos y las labores de escritura.

Evaluación

Para acreditar el curso, los alumnos deberán cumplimentar el 100% de entregas de actividades parciales y presentar y aprobar un trabajo final. El mismo consiste en el diseño de un proyecto de asesoramiento integral en salud.

El trabajo final, teniendo en cuenta las regulaciones para el nivel medio de la Ley de Educación Nacional Nº 26.206, vinculará la escuela secundaria con el sistema de salud. Su realización contará con instancias previas que complementarán su realización, tales como la elaboración de informes de campo, observaciones con identificación y delimitación de problemas prioritarios y realización y análisis de entrevistas. A tal fin se establecerá un cronograma de entregas de trabajos prácticos organizados propedéuticamente a fin de componer progresivamente a lo largo del curso cada uno de los elementos del referido Proyecto.

La propuesta contará con mecanismos de autoevaluación que retroalimentarán su ajuste periódico. Se basará fundamentalmente en reuniones internas del equipo de trabajo con frecuencia mensual y la administración de encuestas de satisfacción a los cursantes.