Educación, Imágenes y Medios en la Cultura Digital


La FLACSO Argentina está habilitada por el Ministerio de Educación a emitir el título propio de Diplomado Superior en Educación, Imágenes y Medios (Res. 1024/03). El Diploma tiene reconocimiento oficial y Validez Nacional (RM 572/10).

Presentación

Uno de los fenómenos culturales más significativos de la segunda mitad del siglo XX, ha sido sin lugar a dudas la revolución en las comunicaciones y su impacto tanto en el espacio social e institucional como en la vida privada de las personas. Desde entonces, el creciente predominio de las industrias culturales masivas y de las nuevas tecnologías digitales en la producción, circulación y consumo de los bienes simbólicos, han llevado a una inevitable transformación (y crisis) de las culturas y de las identidades.

Vivimos en una época en la que, al parecer, todo podría llegar a ser visto, mostrado, exhibido, lo que estaría dando cuenta del predominio de lo visual por sobre otros registros de la experiencia humana. Mientras que las imágenes se multiplican y las prácticas de ver se complejizan, la voluntad de mirar convive con cierta descalificación y desconfianza ante la cultura visual: las imágenes son, por momentos, sobrevaloradas e idolatradas, como si pudieran explicarlo todo, y en otras ocasiones, infravaloradas y demonizadas como las culpables de todos nuestros males.

En un contexto en el que la socialización de la mayoría de los niños y jóvenes está estrechamente vinculada a las industrias culturales y, en particular, a los medios masivos de comunicación, resulta indispensable actualizar las herramientas de análisis que contribuyan a la comprensión de sus nuevos patrones perceptivos y estéticos y los consecuentes cambios en las modalidades de apropiación simbólica del mundo.

Estas transformaciones indudablemente ponen en tensión a un espacio escolar que debe adecuarse a nuevas claves culturales estrechamente vinculadas al mundo de las imágenes, a nuevas estéticas (a menudo caracterizadas por la inestabilidad y la mutabilidad) y a la transformación, también, en las propias estructuras del conocimiento.

Los medios y las imágenes moldean las prácticas sociales de este nuevo siglo, y no solamente no son aliados al sistema educativo sino que lo interpelan e interrogan. Es necesario superar la posición defensiva de la escuela frente a los medios. Esto no implica el abandono de los campos tradicionales del aprendizaje, sino la aceptación de que los jóvenes viven en un mundo cultural, estético e informativo que se ha extendido y ha mutado notablemente.

A nuestro entender, para iniciar un diálogo con el mundo juvenil de las imágenes debemos empezar por reconocer que muchos somos analfabetos audiovisuales. Por otra parte, se trata de aceptar que el mundo de las videoculturas, ligado absolutamente a la dinámica de la industria capitalista de fin de siglo, continuará su marcha con o sin el visto bueno de las instituciones educativas, y que los jóvenes seguirán sometidos a las pautas de la cultura de la imagen mientras no cambie el paradigma dominante del conocimiento actual.

Una pedagogía de la imagen no se restringe a incorporar a los medios audiovisuales como meros auxiliares para la tarea escolar. El problema es mucho más arduo que el de la simple incorporación de equipamiento. Tampoco supone que la acción educativa se reduzca a “desmistificar” los mecanismos de la seducción mediática. Una pedagogía de la imagen parte de reconocer que los medios conllevan ciertos lenguajes y formas culturales que le son propias, y nos introduce en la comprensión de sus reglas. Además, nos obliga a preguntarnos por el poder de las imágenes en el mundo contemporáneo, indagando cómo se producen socialmente visibilidades e invisibilidades. Las imágenes y los medios instalan nuevos problemas que hacen al vínculo de los sujetos con el mundo, y que involucran aspectos racionales pero también estéticos y emocionales. La escuela ya no puede estar al margen de estas interrogaciones.

Propósitos:

  • Impulsar una formación de posgrado en el campo interdisciplinario que vincula la educación con los medios de comunicación y la producción, circulación y consumo de imágenes. Se busca satisfacer las demandas de fortalecimiento del quehacer de los docentes y de las escuelas en un contexto de profundos cambios económicos, sociales, culturales y tecnológicos.
  • Recuperar los aportes de estudios e investigaciones que dan cuenta de los debates actuales sobre imágenes, medios y educación, y poner estas contribuciones a disposición de los docentes latinoamericanos.
  • Superar los abordajes especializados, ofreciendo una mirada amplia y articulada del campo de la educación y los medios.
  • Estimular la construcción de nuevos saberes y estrategias de intervención en el ámbito de la educación y los medios, frente a los cambios globales y a las particularidades propias de cada contexto.